Afiliado AMBUQ dile NO a la pólvora, cuida tu salud y la de tu familia

La época decembrina es una época de amor y de unión familiar, fechas especiales como las velitas, navidad y fin de año, se celebran con las personas que amamos.

La llegada de la pandemia, causada por el virus Covid-19 y la declaración de la emergencia sanitaria en todo el país, cambio la forma de vivir el día a día y de celebrar las fechas especiales en este año 2020.

A diario, de forma obligatoria, debemos utilizar alcohol etílico o gel antibacterial con alcohol al 70% para desinfectar nuestras manos de manera constante. Además, el uso permanentemente del tapabocas, si nos encontramos fuera de casa, mantener el distanciamiento físico de 2 metros de distancia; todo esto para evitar contagiarnos por el virus.

No obstante, la celebración del 7 de diciembre día de velitas, es una fecha que se celebra en familia y en la que Colombia suele presentar alto número de personas quemadas por pólvora.

El Instituto Nacional de Salud (INS) en 2019 reportó 128 casos de personas quemadas por pólvora en el fin de semana de velitas mientras que Ministerio de Salud anotó que ese mismo año, la manipulación y uso de la pólvora fue el principal factor de riesgo (67 %), además dos de cada 10 heridos son personas espectadoras que se encuentran en el entorno.

Teniendo en cuenta la situación de pandemia por la que el mundo está pasando, el cuidado debe ser mayor para evitar accidentes con fuego, por ejemplo, el alcohol es un producto inflamable que al ser expuesto al fuego facilita la combustión y puede causar quemaduras muy graves.

Desde la EPS AMBUQ se recomienda tener cuidado con el uso del alcohol y gel antibacterial al momento de encender las velitas, sobre todo en niños y adolescentes que son los más expuestos a estos riesgos.

A si mismo se “invita a todos los afiliados a decirle NO a la pólvora, a disfrutar de manera responsable esta festividad.  Las reuniones familiares no deben exceder las 10 personas, celebrando sin bajar la guardia cumpliendo y manteniendo todos los protocolos de bioseguridad”. – Libis Cabrera epidemióloga.